Un edicto de Felipe II establecía ya en 1593 la jornada laboral de 8 horas

Antes de conseguir la aprobación de la jornada laboral de 8 horas en España, las condiciones de los trabajadores dejaban mucho que desear y eran muy precarias. Las jornadas eran larguísimas, se trabajaba de sol a sol en sectores como la agricultura o la ganadería y en otros como la industria se hacían turnos de más de 12 horas.

Además de esto, la edad para trabajar no importaba y, aunque tan solo fueras un niño, podías formar parte de la mano de obra trabajadora. Fue en el año 1900 cuando los menores de 10 años empezaron a tener prohibido por ley trabajar y, dos años más tarde, los menores vieron reducida su jornada laboral y pasaron a trabajar 11 horas al día durante 6 días a la semana. En 1910 la ley prohibe que los menores trabajen en el sector de la minería y, por fin en 1944 se estipuló que solo podían ser contratados los menores entre 14 y 18 años con la expresa autorización de su padre, subiendo en 1960 esta edad a los 16 años.

Sin embargo, la regulación del horario de trabajo en nuestro país tiene sus inicios más de 4 siglos atrás. Felipe II firmó en 1593 la ley VI de Ordenanza de Instrucción que dictaba que:

«Todos los obreros de las fortificaciones y las fábricas trabajarán 8 horas al día, 4 por la mañana y 4 por la tarde; las horas serán distribuidas por los ingenieros según el tiempo más conveniente, para evitar a los obreros el ardor del sol y permitirles el cuidar de su salud y su conservación, sin que falten a sus deberes».

Es curioso explicar que, estas condiciones eran también de aplicación a los indígenas americanos en las zonas que se encontraban bajo el control de la corona española, a excepción de que a los trabajadores de las minas se les aplicaba una jornada «reducida» de 7 horas. 

Si quieres conocer estas curiosidades y muchas más sobre la vida y obra de Felipe II, súbete al Tren de Felipe II. ¡No quedarás indiferente! ¡Compra ya tus billetes!

COMPRAR BILLETES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *