Los últimos días de Felipe II

En 1592 Felipe II comenzó a enfermar de manera irreversible ya que comenzó a sufrir de gota y, tan grande eran los dolores, que ni siquiera podía estar en la cama ni sentado sin padecerlos. Debido a esto, Jean L’Hermite, ayudante del rey, ideó una silla articulada que posibilitaba al monarca cambiar de postura. Con el paso del tiempo, llegó a perder la movilidad de la mano derecha, lo que le impidió firmar documentos. Sin embargo, su carácter tímido y reservado le hizo en muchas ocasiones ocultar la inseguridad que esto le proporcionaba , transmitiendo así, un lado más frío e insensible.

Felipe II, tomando consciencia del poco tiempo que le quedaba, decidió instalarse en el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial para pasar los últimos momentos de su vida.

El 30 de Junio de 1598 partió de Madrid para nunca regresar.

Uno de sus últimos actos como rey fue la de otorgarle un permiso a una de sus descendientes favoritos, como era Isabel Clara Eugenia, para casarse. A pesar de que el rey continuó firmando documentos, todos sus asesores y ministros daban ya por hecho su fallecimiento y como consecuencia, la llegada de su hijo al trono.

La infanta Isabel permaneció con él durante sus días, proporcionándole esa paz espiritual que el rey necesitaba en momentos agónicos previos a su fallecimiento. A pesar de su fragilidad, y que sus asesores pensaron que estaba muerto, el monarca dio muestras de un buen sentido del humor.

Después de 53 días de agonía, Felipe II falleció en San Lorenzo de El Escorial. Era el 13 de septiembre de 1598.

Siempre se le ha recordado como un rey piadoso y espiritual, muy preocupado por su alma. Se denominó «El prudente», en parte debido a la humildad que reflejó en muchos actos durante su mandato en comparación con otros monarcas. Además era muy cuidadoso y pulcro con los documentos oficiales, ya que los leía siempre detenidamente. Cabe también a destacar el valor que siempre otorgo a la educación y a las artes, convirtiéndose en un gran embajador de ellas durante su gobierno.

Aprovecha el Tren de Felipe II y descubre más sobre la historia de este monarca. ¡No te quedes sin tu asiento! Reserva aquí tu pack.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *