Los datos técnicos del vehículo

En el lateral de los coches del Tren de Felipe II se encuentran, en su centro, concentradas todas las inscripciones del vehículo. Son multitud de datos técnicos, realmente pormenorizados. Mientras unos son ya obsoletos y se han reproducido para lograr la mayor fidelidad histórica, otros son plenamente vigentes y necesarios según la reglamentación ferroviaria actual. En todas estas marcas se ha empleado la tipografía original, con lo que se ha logrado un resultado idéntico al original.

Tren de Felipe II

En la parte negra, nos aparecen datos imprescindibles como la potencia de freno del coche, su tara y el número de asientos. También nos muestra su longitud (21.300 m), y hasta el tipo de zapatas de freno que utilizan. Otros datos, como su adscripción a la segunda zona, o el freno por vacío ya desaparecido, solamente cumplen una función estética. Sobre las ruedas, fuera ya de la fotografía, encontramos las marcas que indican por donde se puede levantar el vehículo para efectuar reparaciones, así como su velocidad máxima de 120 kilómetros por hora, en el tradicional rombo.

En la parte de pintura verde, encontramos una retahíla de doce números que supone la matrícula internacional actual vigente, como vehículo histórico reconocido. Justo debajo, la matrícula nacional y tradicional del vehículo.  

Tren de Felipe II

Y no nos podemos olvidar del gran número 2 justo al lado de cada puerta. ¡Ojo! No nos indica el número de coche de nuestro billete, si no que este es de Segunda Clase.

Si quieres conocer más acerca de esta joya ferroviaria, haz clic en el botón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *