Los asientos del Tren de Felipe II

Cada departamento del Tren de Felipe II cuenta con dos grupos idénticos de asientos, enfrentados y situados a una considerable distancia entre sí. En el Tren de Felipe II no solamente disponemos de espacio más que suficiente para estirar las piernas, si no que… no alcanzamos a apoyar los pies en el asiento de enfrente. Esto es algo muy importante a día de hoy, ya que esta distribución ayuda a garantizar la distancia entre personas.

Grupo de asientos del Tren de Felipe II
Grupo de asientos del Tren de Felipe II

En España, tradicionalmente, disponíamos de tres acomodaciones en plazas sentadas:

  • En primera clase, se disponía de seis asientos por cada departamento, correspondiéndoles, además, los departamentos más amplios.
  • En segunda clase, quedaban instalados ocho asientos, siendo el departamento sensiblemente más pequeño: un coche de segunda clase tenía, a igual longitud total, más departamentos que uno de primera clase.
  • Si esto nos parecía ya un poco angosto, aún teníamos la tercera clase, en cuyos departamentos se albergaban diez asientos y su tamaño era aún menor que el de segunda. Los coches de tercera clase desaparecieron a principios de la década de 1970.

Estas tres clases no solamente afectaban al tamaño del departamento y al número de asientos, si no al asiento en sí mismo: mientras que en primera clase se instalaban auténticos butacones con impresionantes mullidos, en tercera clase eran simples listones de madera.

Actualmente puedes viajar en el Tren de Felipe II en asientos grandes y amplios de escay verde, separación entre viajeros, ventanas enormes que viajan abiertas en cada uno de los departamentos y en los pasillos para asegurar una correcta ventilación…

Una propuesta de valor como muy pocas para viajar cómodamente y sin preocupaciones en un transporte público. ¡Ven a conocernos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *