Los amores de Felipe II

Cuatro fueron los matrimonios que marcaron la vida de Felipe II. El primero de ellos tuvo lugar en 1543, con María Manuela de Portugal. Ambos cónyuges tenían 16 años. En 1545, nació su primer y único hijo, Carlos. Cuatro días después del parto, la princesa María Manuela fallecía, quedando Felipe viudo a la edad de 18 años.

Tras la muerte de su primera esposa, el príncipe Felipe contrajo matrimonio en 1554 con María I de Inglaterra, más conocida como María Tudor. Tan solo 4 años después del enlace, murió la nueva reina sin haber tenido descendencia. Ese mismo año, también falleció su padre, Carlos I de España y V de Alemania.

María Manuela de Portugal e Isabel de Osorio, primera esposa y amante de Felipe II respectivamente.

Una vez más, Felipe II quedó viudo a la edad de 31 años. Por esta razón, en 1559, se casó en terceras nupcias con Isabel de Valois y, de esta unión, nacieron dos hijas: Isabel Clara Eugenia y Catalina Micaela. En 1567, poco después del nacimiento de su última hija, la reina quedó de nuevo embarazada. A raíz de este hecho, enfermó. Dio a luz a una niña a los cinco meses de embarazo. Tanto la niña como la madre murieron el mismo día. A estas muertes hay que añadir la de Carlos, el primogénito de Felipe, lo que dejó al monarca sumido en una profunda tristeza, sin esposa y sin heredero al trono.

Como el monarca tenía que asegurar su descendencia, se casó con la que sería su cuarta y última mujer. La elegida fue Ana de Austria, su sobrina y prima. Fruto de este enlace nacieron cuatro hijos y una hija. El tercero de los hijos varones, será el que se convierta en el futuro rey de España bajo el nombre de Felipe III.

Leyendo esto, parece que la vida amorosa de nuestro monarca fue muy trágica, pero más adelante os desvelaremos algún que otro secreto.

Mientras tanto, ¿quieres conocer un poco más sobre Felipe II? ¡Haz clic en el botón y entérate de todo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *