La transmisión del poder de Carlos a Felipe

La transmisión del poder de Carlos a Felipe

Felipe renunció a sus reivindicaciones sobre el título imperial unos años antes de que muriese para intentar conseguir el apoyo de sus familiares austriacos. Partió hacia Bruselas para reencontrarse con su padre Carlos I que estaba enfermo.

El 25 de octubre de 1555, se celebra la ceremonia de abdicación en el palacio de Bruselas y se le traspasa el título de soberano de la Orden del Toisón de Oro a Felipe, y se complementa con el título de “Rey Católico” en 1556 donde ya pasa a ser oficialmente el rey Felipe II.

Aún con todo esto, el emperador Carlos I deja atados algunos nombramientos que impiden que el nuevo rey Felipe II pueda tener a gente de confianza a su lado por lo que sigue pidiendo dinero a la regente de España, la princesa Juana, para poder defender los Países Bajos mientras lo está haciendo para Italia e Inglaterra. Así, la falta de fondos obliga a Felipe II, en febrero de 1556, firmar una tregua con el Rey Enrique II de Francia.

Tras la abdicación de Carlos I y su retirada a Yuste, el Papa Pablo IV excomulga a Carlos I y a Felipe II como una estrategia política, ya que el duque de Alba había aislado a Pablo IV al haber permitido el desplazamiento de tropas francesas para invadir ciertos territorios españoles en Italia.

Si te gusta la historia, y te gustaría conocer más detalles sobre el rey más poderoso de la historia… Súbete a bordo del Tren de Felipe II, visita lo que para muchos es la «Octava Maravilla del Mundo», y conoce datos y leyendas de lo más interesantes.

COMPRA TUS BILLETES
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *