La escalera principal del Monasterio

La majestuosa escalera principal se encuentra ubicada en el centro occidental del claustro bajo y conduce a los dos pisos superiores que posee el monasterio de San Lorenzo de El Escorial.

Sigue la típica tradición española de estructura imperial con un tramo principal dividido en dos a los lados, manteniendo el eje de simetría del convento, y compatibilizando los tres pisos del Patio de los Evangelistas con los tres del convento mediante puertas discretas que permiten el paso a la zona más recogida y doméstica. Su altura es de 23 metros, 8 de anchura y se forma por 52 peldaños de granito de una sola pieza de 4,40 metros de largo; cuenta con una cubierta propia que cubre la gran bóveda que ilumina desde arriba sus magníficas pinturas.

Su decoración de pinturas al fresco es notable; la caja de la escalera presenta un total de 14 arcos a la altura del piso superior. Cinco de ellos están cerrados y muestran paneles pintados que continúan los asuntos de la Vida de Jesucristo del claustro bajo; dos son de mano de Luca Cambiaso (San Pedro y San Juan junto al sepulcro del Señor y Aparición de Jesús a los Apóstoles en el Cenáculo) y tres de Pellegrino Tibaldi (Aparición del Señor a la Magdalena; Aparición a las Santas Mujeres y Aparición a los discípulos de Emaús).

Sin embargo, la obra más considerable corresponde a Luca Giordano, que por orden de Carlos II a fecha de 31 de agosto de 1692 pintó el gran friso y la grandiosa bóveda con su estilo grandilocuente y brioso, realizando una obra de extraordinaria belleza y técnica insuperable en el increíble tiempo de siete meses. En el friso destaca las escenas de La batalla de San Quintín y la Fundación de El Escorial, en la que aparece Felipe II discutiendo las trazas del Monasterio con los arquitectos Juan Bautista de Toledo y Juan de Herrera, junto al Obrero Mayor, el jerónimo Fray Antonio de Villacastín.

Dicha bóveda es una obra maestra y en ella se representan escenas de la Santísima Trinidad, Virgen con ángeles llevando los emblemas de la Pasión, numerosos santos españoles o las Virtudes cardinales. En el lado occidental se representa una balaustrada a la que se asoma Carlos II, quien explica a su esposa Mariana de Neoburgo y a su madre Mariana de Austria el significado de la pintura que había ordenado realizar.

Si quieres conocer el monasterio de San Lorenzo de El Escorial y su interior, súbete a bordo del Tren de Felipe II y escoge el Pack Imperial si deseas la una visita con la compañía de un guía, o bien, el Pack Travesía, si lo que deseas es visitarlo a tu manera.

COMPRAR BILLETES
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *