Felipe II, la Reforma y el Concilio de Trento

Felipe II fue educado en principios humanistas, y es por ello por lo que siempre fue más partidario de encontrar un término medio entre los católicos y los protestantes para así establecer la paz. Entre sus lecturas siempre se encontraban libros y documentos sobre el luteranismo.

El heredero de Carlos I de España perseguía acabar con el cisma entre católicos y protestantes, elogió la restauración del Concilio de Trento de 1562 y trabajó duro para reunir a tantos obispos y teólogos en su campo como fuera posible.

El Concilio de Trento tenía como objetivos:

  • Responder a la reforma protestante.
  • Establecer los modelos de fe y las prácticas de la Iglesia.
  • Reformar la disciplina de la Iglesia.
  • Establecer que la máxima autoridad de la Iglesia recaía en los concilios y no en el pontífice.
  • Suspensión de ritos eucarísticos, dejando solo aquellos con más antigüedad.

Aunque el Concilio no logró reunificar a protestantes con católicos, sí supuso a la Iglesia Católica una catarsis, donde Felipe II se hizo valer con las instrucciones dadas a sus representantes.

El rey Felipe II intentó adaptar en sus territorios algunas decisiones que no le convencieron del Concilio, hecho que tuvo como consecuencia el nacimiento de fricciones con el Papado.

La desconfianza de los papas hacia Felipe II por su enorme influencia y sus continuas intromisiones provocó un distanciamiento tanto con Gregorio XIII como Sixto V, (dos Papas de la época).

Felipe II contaba con amplios privilegios eclesiásticos, como la posibilidad de nombrar personalmente a obispos y abades de sus posesiones, ejerciendo el conocido como “Patronato Real”, y continuó debatiendo con los papas aquellos aspectos que no fuesen de su agrado. Felipe II mantuvo su supremacía tanto en la Iglesia española como en la de los Países Bajos y las Indias.

¿Quieres conocer más detalles sobre la vida del rey más poderoso de la historia? Ven con el Tren de Felipe II y conoce historias y leyendas asombrosas.

COMPRA TUS BILLETES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *