El tercer matrimonio de Felipe II

La tercera esposa de Felipe II fue Isabel de Valois. Desde su llegada a España a los 14 años hasta su muerte prematura a los 22, la francesa Isabel se convierte en la protagonista del período más brillante y feliz del reinado de su marido Felipe II.

Isabel de Valois, tercera esposa de Felipe II

De Isabel sabemos que era esbelta y muy alta, tenía los ojos oscuros, al igual que su cabello, en contraposición con su blanca tez. Era amante de todos los lujos y también del refinamiento, y se decía que nunca repetía un vestido y siempre exigía estar rodeada de damas y camareras.

El rey tenía nueve años más que su esposa y, aunque todavía era joven, su vida no le había permitido disfrutar del placer de serlo, pues era un joven con muchas responsabilidades que le habían hecho madurar antes de tiempo. Sin lugar a dudas, los años de matrimonio con Isabel fueron los más felices de su atareada vida.

Fruto de este matrimonio nacieron las infantas Isabel Clara Eugenia y Catalina Micaela y, aunque esta quedó encinta una tercera vez, la reina dio a luz a una criatura de poco más de cinco meses que solamente vivió unos minutos. El final de Isabel se acercaba, y ella, consciente de este hecho, hizo testamento y se despidió de su esposo y sus allegados.

Se dice que la única vez que se vio llorar a Felipe II fue en el funeral de esta. Fue enterrada en el Panteón de los Infantes de la Cripta Real del Monasterio y, al no darle un heredero varón a nuestro monarca, no se la enterró junto a su esposo y otras reinas.

Después de esto, Felipe II vistió de riguroso luto el resto de su vida.

Con el Pack Leyendas puedes venir a conocer en persona a los personajes más emblemáticos de la época de Felipe II.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *