El jardín de los frailes

El Jardín de los Frailes del Monasterio del Escorial fue construido por orden de Felipe II, gran amante de la naturaleza. Concebía sus jardines como un espacio donde poder sembrar hortalizas y plantas medicinales, así como para el placer con fuentes y flores, por lo que constituyen tanto un área para el descanso y la meditación como para el entretenimiento y el estudio de los alumnos. El monarca recopiló planos de jardines de Francia, Italia, Inglaterra y Países Bajos y contrató a los más notables maestros jardineros de la época.

En su origen, este sobrio jardín era un auténtico vergel botánico con hasta 68 variedades distintas de flores, muchas de ellas medicinales, y unas 400 plantas traídas del Nuevo Mundo.

Jardines del Monasterio del Escorial

Manuel Azaña, político, escritor y periodista español, que estudió en el colegio de los frailes agustinos del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, hace alusión en sus Memorias y en su obra al Jardín de los Frailes.

Gracias a la magnífica ubicación que los jardines tienen en el Monasterio, constituyen un fantástico mirador, no solo de las huertas escurialenses sino también de gran parte de la Comunidad de Madrid.

Si tú también eres un amante de la naturaleza como nuestro monarca favorito, con el Tren de Felipe II podrás admirar la belleza de este y otros jardines del Monasterio y conocer todos los detalles de las plantas que lo forman.

¡Compra aquí las entradas para nuestra próxima circulación!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *