El funcionamiento de la calefacción a vapor

Uno de los principales objetivos del tren turístico Tren de Felipe II es que nuestros viajeros puedan vivir un viaje en tren, tal y como se realizaban a mediados del siglo pasado, ya sea para rememorarlos o para descubrir cómo viajaban nuestros familiares antaño.

Para ello, resulta imprescindible recuperar las técnicas y procedimientos propios de cada época. Al iniciar el desarrollo del Tren de Felipe II, ya se contempló la recuperación de una de las tecnologías desaparecidas en el ferrocarril actual: la calefacción a vapor.

Su principio de funcionamiento es sencillo, haciendo una analogía comparable con la calefacción por agua caliente en nuestras casas. Se calienta el agua en una caldera y se hace discurrir a través de unos radiadores, ubicados estratégicamente para transferir el calor del agua al aire de nuestra vivienda.

En el caso del vapor en una aplicación ferroviaria, este se producía en la caldera de las locomotoras, donde se generaba a un volumen mayúsculo para mover el propio tren. Una pequeña proporción de ese vapor veía reducida su presión y se conducía por toda la composición, hasta radiadores ubicados en pasillos y bajo los asientos.

Cuando no había locomotora de vapor disponible, se adaptaban vagones para producir ese mismo vapor. Además de una caldera alimentada con carbón, gas-oil o fuel-oil, también tenían almacenada el agua y el combustible necesarios, más algunos accesorios. Por el hecho de ser vagones adaptados a circular en trenes de viajeros, recibían la denominación de furgones calderines.

En el Tren de Felipe II hemos reconstruido por completo uno de estos furgones calderines, como parte de la recuperación de la tecnología de calefacción a vapor, capaz de calentar toda nuestra composición en las más frías mañanas de invierno.

Solamente la inigualable atmósfera que el vapor crea en los andenes nos transporta inmediatamente 60 años atrás.

Calefacción a vapor del Tren de Felipe II

¿Quieres conocer más acerca de las características de nuestro tren?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *