Publicado el Deja un comentario

Dos tipos de calefacción

Los coches del Tren de Felipe II incorporan dos tipos de calefacción. Originalmente la calefacción era por vapor (la cual hemos recuperado al reconstruirla en su totalidad para hacerla operativa para nuestro Tren de Felipe II).

Calefacción a vapor del Tren de Felipe II
Tubos de calefacción bajo los asientos del Tren de Felipe II
Tubos del circuito de calefacción dispuestos bajo los asientos

En la década de 1970, se instaló el sistema que, por aquel entonces, era novedad en coches de viajeros: la calefacción eléctrica.

Este sistema de calefacción eléctrica utilizaba alta tensión (nada menos que 3.000 voltios), suministrada por una locomotora eléctrica (u otros vehículos especialmente adaptados), conduciéndola desde una alimentación que recorre todo el tren hacia los radiadores ubicados en cada departamento. Los mandos que vemos en la fotografía son, a la derecha, el interruptor de puesta en marcha en nuestro departamento y, a la izquierda, el termostato que nos permitirá regular la temperatura.

Estos termostatos, al estar ubicados muy próximos al techo, siempre tienden a regular la temperatura de manera que tenemos la cabeza caliente y los pies fríos pese a que los tubos de calefacción estén bajo los asientos… ¡aún no había trenes climatizados!

Mandos de calefacción eléctrica en Tren de Felipe II
Mandos de la calefacción eléctrica

En el Tren de Felipe II, al emplearse la calefacción a vapor original, estos mandos no tienen funcionalidad alguna, aunque se conservan todos los equipos en perfecto estado de funcionamiento.

Si quieres descubrir más curiosidades como esta, no dudes en viajar a bordo de esta joya ferroviaria de los años 40.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *