¿Conoces la función de estos elementos?

En tu excursión a San Lorenzo de El Escorial a bordo del Tren de Felipe II puedes encontrar elementos curiosos de los cuales desconozcas su función. ¿Quieres saber qué servía cada uno de ellos? ¡Sigue leyendo!

Placa de reservas

Esta pequeña placa de metal situada encima de cada asiento del tren servía para identificar las plazas reservadas. De ese modo, por la ventanilla del departamento podían verse. Se colocaban en toda la composición a mano, una a una.

Interruptor de luz

Parecen unos simples interruptores de luz, pero… ¿qué los hace tan especiales? Te permiten conmutar, dentro de cada departamento del tren, la luz de la estancia según diferentes circunstancias: luz mínima para conciliar el sueño, alumbrado medio para leer en túneles o máxima potencia lumínica para revisar bien que no olvidemos nuestras pertenencias a bordo.

Cenicero

Hasta los años 60 estaba permitido fumar en todas las partes del tren y cada departamento de asientos contaba con varios ceniceros como el de la foto. Actualmente se usan como pequeñas papeleras para los pequeños desperdicios que podamos tener a lo largo del viaje pero, las cenizas… ¡ya son cosa del pasado!

Aparato de alarma

Al contrario de lo que cabe pensar, los aparatos de alarma no efectúan sonidos cuando son accionados. Su función es detener el tren lo antes posible, actuando directamente sobre la tubería de freno de los coches, provocando un frenado enérgico a máxima potencia.

Contempla todos estos detalles de este maravilloso tren histórico, y muchos más, en tu viaje con el Tren de Felipe II: uno de los Trenes Patrimonio de la Comunidad de Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *