De Carlos a Felipe

¿Cómo fue la transmisión de poder entre Carlos I de España y V de Alemania y su hijo Felipe II? Os adelantamos que no fue tan fácil como puede parecer…

Carlos I de España y V de Alemania, padre de Felipe II
Carlos I de España y V de Alemania

Con un Carlos mayor, enfermo y cansado, se celebra la ceremonia de abdicación en su palacio de Bruselas en octubre de 1555, la cual se complementa en 1556 con el título de “Rey Católico” convirtiéndose, el entonces príncipe Felipe, ya definitivamente en el Rey Felipe II.

Esta abdicación tiene solo un carácter formal y no efectivo, ya que Carlos I deja atados algunos nombramientos que hacen que su hijo no pueda rodearse de la gente de su confianza, sino de la impuesta por su padre.

Esto hace que mientras Carlos sigue pidiendo dinero a la regente de España para la defensa de los Países Bajos, Felipe II lo esté haciendo para Italia e Inglaterra. Esta falta de fondos obliga a Felipe II a firmar una tregua con Enrique II de Francia en febrero de 1556.

Fue después de esto cuando Carlos I decide hacer su abdicación efectiva y retirarse al Monasterio de Yuste, evitando, definitivamente, inmiscuirse en cualquier asunto de estado: Felipe II pasa a tomar el control total de la corona.

Felipe II, hijo de Carlos I de España y V de Alemania
Felipe II

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *