10 de agosto: San Lorenzo

El papel de San Lorenzo fue asistir al Papa, obispo de Roma, por aquel entonces San Sixto II, antes de que este fuera martirizado por los soldados del emperador al ser detenido mientras celebraba una misa en un cementerio de la ciudad.

La antigua tradición cuenta que San Lorenzo, al ver que iban a matar a San Sixto, le dijo:  “Padre mío, ¿te vas sin llevarte a tu diácono?” y el Santo Padre le respondió: “Hijo mío, dentro de pocos días me seguirás”. Lorenzo, sabiendo que moriría pronto, recogió los bienes de la Iglesia, los vendió y repartió el dinero entre los más necesitados.

Al enterarse de este hecho la autoridad imperial encargada de la administración de Roma, esta llamó a Lorenzo para que le entregase lo que tenía y, con ello, costear una de las campañas militares del Emperador. Lorenzo le pidió tres días de plazo para reunir los bienes. Al cabo de estos tres días, el diácono juntó a un grupo de gente pobre integrado por mutilados, ancianos, ciegos, mendigos, viudas, etc, se presentó ante la autoridad y explicó que ellos eran los tesoros más preciados de la Iglesia.

Fue entonces cuando San Lorenzo fue condenado a muerte. La orden dictaba que esta fuese dolorosa y lenta, y que el lugar fuese una parrilla de hierro encendida. El testimonio sobre su martirio da cuenta del esplendor de su rostro ante la muerte, y se dice que podía sentirse un aroma agradable en medio de la cruel escena. El relato cuenta también que el propio Lorenzo pidió que le diesen la vuelta en la parrilla para quedar completamente quemado.

Su santo se celebra el día 10 de agosto, día en el que recibió el martirio, el cual significó un crecimiento del número de bautizados y un golpe muy fuerte para los enemigos de la Iglesia. De hecho, esto hizo que muchos paganos abrazaran el cristianismo.

La devoción a este gran santo se ha expandido por todo el mundo y muchos pueblos y ciudades hoy llevan su nombre, como es el caso de San Lorenzo de El Escorial.

Fachada principal del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial
Fachada principal del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial

¡Feliz día de San Lorenzo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *